147-040.JPG

Esta prueba sirve para diagnosticar la diabetes gestacional, una intolerancia a los glúcidos (azúcares) que puede aparecer durante el embarazo.

¿Cómo se realiza?: La embarazada bebe 50 gramos de glucosa y una hora después le hacen una extracción de sangre para determinar el aumento de glucemia (concentración de glucosa en el plasma sanguíneo). No es necesario ninguna preparación previa especial, se puede hacer a cualquier hora del día antes o después de haber comido, ni se debe seguir una diete especial los días anteriores.

No es dolorosa: La prueba es sencilla y no implica ningún riesgo. Algunas mujeres se quejan del excesivo dulzor de la solución glucosa y si lo toman muy rápidamente, puede provocarles vómitos o arcadas, pero esto es excepcional. En cuanto a la extracción de sangre, se hace mediante una punción en la vena, como es habitual en cualquier análisis sanguíneo.

Resultados: Si la cifra de glucemia es igual o inferior a 140 mg/dl, se considera que la prueba es positiva y la mujer debe someterse a otra prueba llamada curva de glucemia o test de tolerancia oral a la glucosa. Cuando es negativa, se descarta la diabetes gestacional.

¿En que semana se hace el test de O’Sullivan?: Se aconseja realizarlo entre la 24ª y 28ª semana o durante el primer trimestre en las embarazadas de riesgo: obesas, con antecedentes de diabetes o hijos muy grandes al nacer.

1 comentario

  1. hay un error en el valor ya que considera positivo si es igual o mayor a 140mg y no como dice el articulo donde dice valor igual o inferior a 140mg favor corregir

Dejar una respuesta