(Cuarta parte) Última parte de nuestro recopilado sobre ideas y consejos para los pequeños que no quieren comer.

20 recomendaciones:

17. La comida no debe durar más de media hora. No dejes que se eternice con un plato. Si no hay manera de que acabe la comida, retírasela a los 10 minutos sin más comentarios y sin enfadarte. Y recuerda que el orden lógico convencional de primer y segundo plato no tiene porque ser obligatoria para el pequeño.

18. No te excedas con la cantidad de comida que pones en su plato; es mejor que repita si le apetece. Un plato demasiado lleno puede aterrorizarle si no tiene mucha hambre. Se sentirá mejor si tiene que pedir más que si tiene que decir que ya no quiere más.

19. No hagas observaciones ni comentarios delante de tu pequeño sobre su apetito. No le castigues si no come, no le recompenses si come. No demuestres ante él que estás preocupada por su alimentación. Si crees que no come lo suficiente, consulta con su pediatra. Él te tranquilizará.

20. Es posible que, si sigues nuestros consejos, tu hijo decida que tiene suficiente con lo que más le gusta (posiblemente el postre) y que se niegue a comer la carne y las verduras. En otras ocasiones quizá no coma nada en absoluto y se contente con un trocito de pan. No te preocupes y ten un poco de paciencia, no se va a poner enfermo. Si eres capaz de mantenerte firme en un par de semanas habrás roto el círculo infernal y el pequeño empezará a seguir una dieta normal.

Dejar una respuesta