Nunca está de más recordar algunas medidas sencillas que hay que tomar con los pequeños para evitar situaciones riesgosas en el hogar.

– Si está realizando alguna tarea doméstica, es recomendable que el niño pequeño se encuentre en su corralito o sillita para evitar que se acerque.
– Mientras juega, evite que haya bolsas de nylon al alcance de los niños, ya que al colocarlas en su cabeza pueden asfixiarse.
– Proteja los balcones y las ventanas para evitar caídas, ya sea con rejas o redes de seguridad.
– No deje que el bebé se suba solo a sillas, mesas o sillones.
– Evite colocar objetos sobre mesas o muebles que se encuentren a su alcance.
– Verifique que no haya objetos pequeños en el piso que el niño pueda tomar.
– Coloque protectores en los enchufes.

Dejar una respuesta