verano

Viene el verano y tu bebé lo sentirá, las altas temperaturas, el sol, estar fuera de casa, los insectos….pueden alterar a tu bebé.

Ten presente estos consejos:

  • En verano, los niños necesitan seguir una dieta rica en líquidos. Como tu hijo no es capaz de darse cuenta cuando tiene necesidad de beber conviene que estés alerta y le ofrezcas agua a menudo.
  • Dale agua mineral embotellada, sobre todo si estás de viaje.
  • Si tu bebé todavía mama, dale el pecho, pues si bebe mucha agua se senti´ra saciado.
  • Es preferible que beba entre horas que durante las comidas, aunque si su dieta ya es sólida puedes darle un vaso de agua (con dos dedos es suficiente).
  • Es importante que la tome con tiempo y con calma.
  • Aunque ñe quede agua en el biberón o el vaso, conviene limpiarlos unas dos o tres veces al día y verter agua nueva en su interior.
  • Los zumos de frutas también hidratan. Si son naturales le aportarán vitaminas.
  • A partir del año tu bebé puede probar un poco de helado dejando que pierda el frío en la cucharilla.

Dejar una respuesta