Un nuevo estudio ha encontrado, que los medicamentos de quimioterapia no parece dañar al bebé que está creciendo en una mujer, pero el parto prematuro por comenzar la quimioterapia, puede ser peligroso para el bebé.

Un equipo de investigadores en Bélgica,” estudió la salud y el desarrollo mental de los niños nacidos de madres tratadas por cáncer durante el embarazo, y resultó que no eran afectados por la quimioterapia, pero fueron perjudicados por haber nacido antes de tiempo, ya sea naturalmente o por inducción.” (Fuente: Fox News)

Federico Amant, un oncólogo ginecológico de la Universidad de Lovaina en Bélgica, dirigió la investigación. Amant afirmó que los médicos que trataron a las mujeres embarazadas que tienen cáncer, no deberían inducir un parto prematuro, si es posible. Dijo que no hay necesidad de que las mujeres a tengan abortos, o se mantengan a raya en el tratamiento de su cáncer con quimioterapia, después del primer trimestre.

Los investigadores descubrieron que si la quimioterapia se administra después de 12 a 14 semanas de embarazo, la cantidad muy pequeña de los medicamentos que atraviesan la placenta, no parece dañar al bebé que está creciendo.

El estudio fue pequeño ya que examinó 70 niños nacidos como resultado de 68 embarazos. Por lo tanto, el equipo de investigación planea llevar a cabo un estudio más amplio. “En este momento no sabemos el total de las  consecuencias a largo plazo de la quimioterapia prenatal, incluyendo su efecto sobre la fertilidad de los niños y la probabilidad de desarrollar cáncer cuando son más grandes”, dijo Amant.

Dejar una respuesta