comida-vegetariana

Una dieta “verde” bien planificada es apropiada para todas las etapas de la vida, incluyendo la niñez y adolescencia. Lo importante es conocer los beneficios de los alimentos y saber combinarlos, así como, saber aprovechar sus nutrientes energéticos. Los niños y adolescentes vegetarianos tienen ingestas menores de colesterol y grasas, pero mayores de frutas, verduras y fibra que los no vegetarianos, por lo tanto son más delgados, más enérgicos y tienen niveles menores de colesterol. Esto, sumado a otros beneficios nutritivos, contribuye a mantener nuestras energías a lo largo de nuestras vidas.

DESDE RECIÉN NACIDOS:

Los bebés tendrán un crecimiento saludable si son alimentos con cantidades adecuadas de leche materna o la fórmula infantil comercial, y si sus dietas contienen buena fuente de energía y de alimentos tales como hierro, vitamina B-12 y vitamina D. Ahora bien, algunas dietas más restrictivas, como las basadas en frutas o alimentos crudos, se asocian con problemas de crecimiento en los niños. Es importante recalcar que la leche de soja es la única opción para los bebés vegetarianos que no son amamantados. Otros alimentos energéticos son tofu, yogur de soja, legumbres, entre otros.

A PARTIR DE LOS 2 AÑOS:

Las comidas frecuentes y el uso de algunos alimentos refinados, tales como cereales de desayuno, panes y pastas fortificadas; y de alimentos ricos en grasa no saturada pueden proporcionar a los niños vegetarianos la energía necesaria. Estos niños pueden requerir un poco más de proteínas que los niños no vegetarianos debido a las diferencias de digestibilidad de proteínas, pero estas necesidades ser resuelven, por lo general, cuando las dietas contienen enegría adecuada y una variedad de vegetales.

EN LA ADOLESCENCIA:

Las dietas vegetarianas parecen ofrecer algunas ventajas alimenticias para los adolescentes, porque consumen más fibra, hierro, écido fólico, vitamina A y vitamina C que los no vegetarianos. También, consumen más frutas y verduras, y pocos dulces y comida rápida. Los alimentos dominantes entre los adolescentes vegetarianos son el calcio, la vitamina D, el hierro, el zinc y la vitamina B-12.

1 comentario

Dejar una respuesta