-

Las hernias umbilicales

umbilicalhernia

La hernia umbilical se debe a un cierre imperfecto o a una debilidad del anillo umbilical. La apariencia es de una zona hinchada cubierta de piel que aumenta de tamaño cuando el niño tose, llora o hace fuerza. El contenido de la hernia se puede introducir con facilidad a través del anillo umbilical. Se producen en un cuatro por ciento de los niños blancos y en un 30 % de los niños de raza negra y hay una elevada incidencia familiar. Es muy frecuente en los grandes prematuros que pesan menos de 1.500 gramos. El tamaño del orificio de la hernia es de 1-4centímetros de diámtero en la base del ombligo.

Las complocaciones de estas hernias se presentan en raras ocasiones y aparecerán fundamentalmente en las que son de gran tamaño. La mayoría de hernias umbilicales desaparecen hacia el año de edad (80%). Las  de gran tamaño también tienden a desaparecer con el tiempo (hacia los cinco años). El tratamiento quirúrgico se reserva para los casos de persistencia a la edad de 4-5 alos, complicaciones (incarceración, estrangulación) o ante el aumento de tamaño tras los 12-24 meses de vida. Si la hernia tiene un tamaño superior a los 2 centímetros se reducen las posibilidades de cierre espóntaneo de la misma.

También te puede interesar:
La importancia del estrés en los niños (I)
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...