embaraszada-lindisima.jpg

En cuanto a los tratamientos para embarazadas, hay dos opciones súper interesantes: yoga y pilates. Pero esto no es todo, como sabes, durante y luego de la gestación, se producen numerosos cambios en el cuerpo de la mujer: aumento de peso, celulitis, estrías o edemas, entre muchos otros.

Los tejidos se distienden y sufren cambios hormonales y circulatorios. El objetivo es que los tejido sufran lo menos posible, para que luego de finalizada esta hermosa etapa de la vida e inclusive luego del puerperio, se reconstruyan en forma completa.

Basado en tratamiento serios, estáticos y sin productos que puedan afectar al bebé, conviene tener en cuenta que muchas de estas alteraciones inestéticas pueden prevenirse o comenzar a tratarse de manera precoz.

Evitar la retención de líquidos, mejorar la circulación de las piernas, pulir y nutrir la piel tanto en el rostro como el cuerpo, evitarán la formación de várices, estrías y flaccidez. Caminar todo lo posible.
 

Dejar una respuesta