anteojos

Los anteojos se pueden usar desde los primeros meses. ¿Cómo elegirlos?

Los cristales, hay tres tipos:

  • Los de cristal propiamente dicho. Estos son los menos seguros para los niños, ya que se parten con facilidad al caerse, y un cristal roto puede ser un peligro para el ojo.
  • Los de material orgánico, el más apropiado para ¡os anteojos de los pequeños: son un 50 por ciento más livianos que el cristal, muy resistentes y se rayan menos que los otros cristales.
  • Los de policarbonato: son los más livianos y muy resistentes, pero se rayan con facilidad, por lo que tampoco son los más adecuados para los niños activos

El armazón: en los más chiquitos es mejor el de plástico, ya que es más liviano que el de metal; no obstante, será el chico el que elija el modelo, en función de la comodidad.

Las lentes de contacto:

El momento de usarlas deben decidirlo conjuntamente niño, padres y oftalmólogo. El niño tiene que ser responsable, ya que un uso incorrecto puede dar lugar a infecciones.

1 comentario

Dejar una respuesta