desodorantes.jpg

Los cambios hormonales propios del embarazo suponen un aumento ligero de la temperatura corporal. Para mantenerla constante, el organismo produce sudor. Los antitraspirantes no son del todo recomendables, pues impiden la transpiración, que es un hecho natural.

Muchos especialistas recomiendan eliminarlos, pues pueden ser absorbidos por la piel. Para combatir el sudor durante el embarazo, es mejor ducharse siempre que puedas con agua tibia y jabón neutro, el agua te ayudará a sentirte más cómoda y fresca.

Si uno es limpio, el sudor no molesta, es completamente natural, especialmente en el caso de que estés embarazada, en el caso de que la sudoración sea excesiva y te impida llevar una vida tranquila, consúltalo con tu ginecólogo. Conviene que uses prendas de algodón, que no sean muy ajustadas, y de colores claros.

Dejar una respuesta