Durante el embarazo, muchas mujeres pasan una especie de antojos que consisten en comer aquello que te apetece. Muchas se dejan comer todo lo que quieran, con la escusa del antojo, y engordan varios kilos de más que son muy difícil de quitar tras el parto. Un antojo es un alimento que produce una satisfación especial. Muchas embarazadas se encaprichan con un sabor que, antes de quedarse en estado, les resultaba indiferente o desagradable.

embarazo

Los antojos se presentan a cualquier hora del día y en cualquier momento de la gestación. Los antojos podrían deberse a que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están muy cerca de las que reciben los impulsos nerviosos originados en el útero durante el embarazo. Se manifiestan en el primer trimestre de embarazo y, con más frecuencia, en el segundo trimestre, constituyen un fenómeno de origen hormonal, como las náuseas, las alteraciones del gusto y la hipersensibilidad del olfato.

El deseo repentino de la mujer de comer algo especial y precisamente cuando menos se espera, es una consecuencia de los cambios metabólicos y hormonales que ella experimenta durante el embarazo. Otras personas creen que los antojos surgen para compensar una necesidad nutricional. Incluso, algunos piensan que son escusas de embarazada pero que realmenten no son necesidades reales. S i sientes ganas de comer ciertos alimentos procura que sean beneficiosos para tu salud y no grasas saturadas.

Dejar una respuesta