Los niños y las golosinas

golosinas.jpg

DULCE TENTACIÓN:

Las golosinas son una de las debilidades de los niños, a las que pocos pueden resistirse. De atractivos colores, formas, olores y sabores, suponen un universo colorido. Pero también son unos dulces adictivos, que aportan gran cantidad de calorías y apenas proporcionan nutrientes. Su alto contenido en azúcar puede llegar a resultar muy perjudicial para los sensibles dientes de los más pequeños.

POR ELLO TE RECOMENDAMOS:

• No acostumbres al niño a premiarle con dulces, podrías crearle confusión entre lo que supone un premio y un buen hábito alimenticio.

• Si tiene necesidad de dulces dale fruta, gelatina, batidos y postres artesanales poco elaborados.

Ir arriba