Mi hijo tiene diabetes, cómo enfrentarlo

0

diabetes-parte-1.jpg

LAS DIFERENTES ETAPAS: el rol de los padres de niños con diabetes indefectiblemente irá cambiando a medida que el niño crezca. El niño debe empezar a participar en su autocontrol (seleccionar bocadillos adecuados, elegir y limpiar las zonas de inyección, identificar síntomas de hipoglucemia, etc).

Y, por su parte, los padres confiarán en la educación impartida para ayudar a su hijo a continuar desarrollando una identidad positiva y su sentido de independencia. En la etapa escolar los padres siguen siendo los principales responsables del cuidado de la enfermedad, pero el niño ya acude al colegio.

Se separa de los padres y se enfrenta a una nueva realidad que lo llevará a interactuar e integrarse con otros niños que no son sus hermanos. En la escuela aprenderán a pedir ayuda y se sentirán más cómodos hablando con sus maestras y compañeritos sobre cómo se cuidan a sí mismos, de ahí la importancia de todos los conocimientos que le hayas inculcado a tu hijo.

No obstante, las fiestitas de cumpleaños constituyen uno de los primeros contactos con las consecuencias sociales de la diabetes. Y tanto los padres como los hijos se deben preparar para ese momento. No hay razón para evitar que tu hijo concurra, comparta y participe de la fiestita.

Todos los niños necesitan divertirse e integrarse para tener una vida plena. Una porción de torta de cumpleaños seguramente elevará el azúcar de su sangre, pero participar en la comida igual que otros niños, tiene un valor emocional también muy importante.

Dejar una respuesta