piojos1.jpg

Este es uno de los “flagelos” más temidos por las madres. Los molestos parásitos, denominados piojos, se dedican a poblar las cabezas infantiles, provocando picazón y reacciones alérgicas en la piel del cuero cabelludo. ¿ Cómo erradicarlos?.

REVISACION CONSTANTE: Si tienes hijos en edad escolar, lo cual significa que están en permanente contacto con otros niños de su edad, inspecciona por lo menos tres veces a la semana el cabello.

ENJUAGUE CAPILAR: Si aplicó un pediculicida, realice un enjuague final con vinagre. De esta forma, las liendres (son parásitos en estado latente) que se encuentran adheridos al cabello se aflojarán. A continuación, pasa un peine fino para retirarlas.

NUEVAS COSTUMBRES: Si los niños tienen cabellos largos, se hace necesario, o bien recurrir a un corte “preventivo” o especialmente en el caso de las niñas, llevar el pelo recogido.

PEDICULICIDAS “A BASE DE HIERBAS”: Lavar el cabello con una infusión bien “cargada”, hecha con hojas frescas de ruda. Otra opción es, mientras se hierven estas hojas, agregar carozos de palta (aguacate), al agua.

PARA LA PICAZÓN: este síntoma es la molestia “típica” de la pediculosis y se produce por los desplazamientos de los piojos por la cabeza. Además, estos pequeños parásitos, tienen la particularidad de “inyectar” en la piel una sustancia anticoagulante para facilitar la absorción de la sangre. Colocar, en la zona afectada, pulpa de aloe vera o jugo de limón, producirá un importante alivio.

Dejar una respuesta