mujer-embarazada.jpgSeguramente la reciente mamá no piense en ellos dado que tiene otras cosas que le requieren más atención. Seguramente no sea tema de conversación con sus amigas, y no los ve dado que es una zona que no molesta más y que los analgésicos pudieron aliviar.

Sin embargo, si su médico sigue su caso le pedirá una evaluación de la zona del perineo para ver como quedó luego de tantas horas de trabajo de parto y prevenir, futuros prolapsos ó incontinencia urinaria.

A los 40 días del posparto habrá que efectuar una tasación muscular: una minuciosa revisión de toda la morfología del piso pélvico incluido el aspecto funcional. Básicamente se evalúa la capacidad de dichos músculos de contraerse.

En general, lo que le preocupa a la reciente mamá es recuperar su abdomen previo al embarazo y saber cuando puede comenzar con la actividad física para combatir la flacidez que le ha quedado. Sin embargo los músculos del piso pélvico aunque no se vean son igual ó hasta quizás más necesarios de recuperar para prevenir futuras complicaciones.

El examen no solo está indicado en pacientes que tuvieron un bebé por vía vaginal si no también en aquellas que terminaron en cesárea pero luego de un trabajo de parto prolongado. Es un análisis muy simple, y en general la mujer no está informada sobre las consecuencias negativas a largo plazo de una no recuperación de su piso pélvico.

Es que el propio embarazo lo va preparando para el momento en que será necesario durante el parto. La base para una buena preparación para el mismo, está en fortalecerla pared abdominal y aprender a relajar los músculos del piso pélvico.

Dejar una respuesta