Cuatro de cada 100 niños con edades comprendidas entre los dos y los ocho años ronca. Además, uno de cada 10 de estos pequeñines presenta apnea del sueño, que consiste en interrupciones frecuentes de la respiración que provocan que su descanso sea de mala calidad, lo que condiciona su capacidad de atención y su rendimiento escolar.

Estos datos fueron dados a conocer por el doctor Antonio Salcedo, miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).
Si tu pequeño ronca, es muy importante que vigiles sus ronquidos, y que te fijes si lo hace en contadas ocasiones. En caso de que ronque con frecuencia deberías comentarlo con su pediatra.

Dejar una respuesta