Es importante diferenciar al aceite vegetal del resto, pues este es una fuente importante de vitamina E y grasas que son necesarias para el buen funcionamiento del organismo, por lo que es necesario incluirlo en la alimentación diaria, en cantidad moderada y sin someterlo a cocción (no freirlo). Otro tipo de grasas como la mantequilla, margarina, mayonesa y crema, podrían incluirse en forma esporádica y en poca cantidad; al igual que los snacks salados tipo papas fritas, etc.

CONSEJOS:

  • Respecto a los snacks debemos controlar la cantidad ingerida, por ejemplo, sirviéndole al niño una porción individual en un bol
    pequeño o platillo (o enseñándole a que lo haga por sí mismo, si es mayor).

Dejar una respuesta