-

Preguntas sobre el embarazo y el parto (VII)

Séptima parte. Continuamos recopilando las preguntas y dudas  más comunes sobre el embarazo y el parto: 

21. ¿Me dejará secuelas?

Los cambios del embarazo no tienen por qué resultar negativos desde un punto de vista estético. Existen algunos riesgos (como la aparición de estrías y várices), pero con unos pocos cuidados, la recuperación posparto será más fácil.

  • Piel

El aumento del flujo sanguíneo mejora la irrigación cutánea y dota a la piel de mayor luminosidad. Por lo general, se vuelve más seca y más tersa (las hormonas retienen la humedad e hinchan el cutis). La panza se estira tanto que, si no se cuida adecuadamente, las fibras de colágeno y elastina se pueden romper, lo que ocasiona pequeñas cicatrices (estrías). Hay que hidratar la piel dos veces al día con un producto antiestrías.

  • Mamas

El pecho crece desde el principio del embarazo y el aumento de tamaño favorece la aparición de estrías. Para prevenirlas hay que estimular la elasticidad de la piel con duchas de agua fresca y aplicar a diario una crema específica (evitando pezones y aréola).

  • Piernas

Los calambres, la hinchazón y hasta las várices se pueden prevenir con buenos hábitos. Es aconsejable acostarse con las piernas en alto varias veces al día; caminar, hacer ejercicios de rotación de los pies y nadar; usar
medias elásticas de compresión, incluso en verano, ya que favorecen la circulación de retorno; hacerse un masaje con la ducha, de abajo arribl, alternando el agua templada y la fría.

22. ¿Cuánto hay que engordar?

También te puede interesar:
Glosario de la salud del niño (XXIX)

La mayoría de las embarazadas aumentan de 10 a 12 kilos en el segundo y tercer trimestres. Pero, si antes eran excesivamente delgadas, engordan más. En los dos últimos trimestres, se suele engordar unos 300 gramos por semana, de acuerdo con la constitución de la mujer.

También te puede interesar:
Los calambres abdominales

23. Por qué duelen los pechos?

Durante el embarazo, las mamas duelen por dos motivos: porque aumentan de tamaño (reciben un mayor volumen sanguíneo) y ejercen una tracción mayor sobre los ligamentos encargados de mantenerlas levemente erguidas; y por la distensión provocada por este mayor flujo sanguíneo.

Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Alcohol: ¿Cómo afecta su consumo en el embarazo?

Cuando estás embarazada o planeas hacerlo, la opción más segura es no beber alcohol en absoluto. De hacerlo durante el embarazo pones a tu...

Snacks para niños: opciones saludables y nutritivas

Preparar snacks saludables ricos en fibras, vitaminas y antioxidantes es una muy buena idea para incrementar el consumo de frutas y verduras en los...

¿Qué es el baby talk? y ¿en qué consiste?

Seguramente te has fijado en cómo los adultos hablamos con los bebés y con los niños pequeños, a este fenómeno se le llama baby talk. Si quieres...

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

Para criar a un niño independiente y seguro de sí mismo es muy importante saber en qué momento intervenir, y en que otros dejar...

Genitales: la importancia de llamarlos por su nombre

La importancia de que los niños digan por su nombre a los genitales es para que los acepten como tal, de otra manera el...