Séptima parte. Continuamos recopilando las preguntas y dudas  más comunes sobre el embarazo y el parto: 

21. ¿Me dejará secuelas?

Los cambios del embarazo no tienen por qué resultar negativos desde un punto de vista estético. Existen algunos riesgos (como la aparición de estrías y várices), pero con unos pocos cuidados, la recuperación posparto será más fácil.

  • Piel

El aumento del flujo sanguíneo mejora la irrigación cutánea y dota a la piel de mayor luminosidad. Por lo general, se vuelve más seca y más tersa (las hormonas retienen la humedad e hinchan el cutis). La panza se estira tanto que, si no se cuida adecuadamente, las fibras de colágeno y elastina se pueden romper, lo que ocasiona pequeñas cicatrices (estrías). Hay que hidratar la piel dos veces al día con un producto antiestrías.

  • Mamas

El pecho crece desde el principio del embarazo y el aumento de tamaño favorece la aparición de estrías. Para prevenirlas hay que estimular la elasticidad de la piel con duchas de agua fresca y aplicar a diario una crema específica (evitando pezones y aréola).

  • Piernas

Los calambres, la hinchazón y hasta las várices se pueden prevenir con buenos hábitos. Es aconsejable acostarse con las piernas en alto varias veces al día; caminar, hacer ejercicios de rotación de los pies y nadar; usar
medias elásticas de compresión, incluso en verano, ya que favorecen la circulación de retorno; hacerse un masaje con la ducha, de abajo arribl, alternando el agua templada y la fría.

22. ¿Cuánto hay que engordar?

La mayoría de las embarazadas aumentan de 10 a 12 kilos en el segundo y tercer trimestres. Pero, si antes eran excesivamente delgadas, engordan más. En los dos últimos trimestres, se suele engordar unos 300 gramos por semana, de acuerdo con la constitución de la mujer.

23. Por qué duelen los pechos?

Durante el embarazo, las mamas duelen por dos motivos: porque aumentan de tamaño (reciben un mayor volumen sanguíneo) y ejercen una tracción mayor sobre los ligamentos encargados de mantenerlas levemente erguidas; y por la distensión provocada por este mayor flujo sanguíneo.

1 comentario

Dejar una respuesta