contusiones

Para ayudar a tu hijo en diferentes situaciones de peligro, es bueno conocer las técnicas de Primeros Auxilios para saber cómo actuar, pero  siempre es muy importante que trates de mantener la calma, porque de esa manera podrás actuar con firmeza y rapidez, y tu aptitud se trasmitirá al niño.

QUE HACER FRENTE A DIFERENTES ACCIDENTES:

Contusiones: Aplicar cubitos de hielo en una bolsa y cubiertos por un paño. Observar la evolución. No poner ninguna pomada que contenga heparina sódica. Si hay herida, lavar la zona bajo un chorro de agua tibia. Secarla con gasas estériles en una dirección. Usar un antiséptico para desinfectar (mercromina). Dejarla al aire libre si es posible, y si no poner una tirita o gasa. Tumbar al bebé o al niño.

Heridas graves: Si existe hemorragia o amputación, elevar la extremidad por encima del corazón. Presionar la zona de hemorragia de forma directa y firme. Si aún sangra, taponar la arteria correspondiente. Si hay amputación, envuelva la zona amputada en un trapo limpio y guárdala en una bolsa hermética, sumergida en agua fría o hielo.
• NO secar con algodón pues deja restos en la herida, ni usar povidona yodada (Betadine) en el primer mes de vida.
• NO sacar un cristal porque puede cortarle más al salir.
• NO hacer un torniquete, ni colocar el miembro amputado en contacto directo con hielo.

desmayo

Desmayos o golpes de calor: Afloja la ropa que pueda oprimir al niño y túmbale con las piernas en alto. Evita aglomeraciones y airea la habitación.
• NO debemos dejar que se levante de golpe.
• NO hay que echarle agua en la cara o zarandearle.

Shock: Pon la cara de lado por si vomitara. Intenta calmarle, acariciarle. Tápale con una manta para que no pierda calor.
• Si tiene dificultad respiratoria, elévale la cabeza.
• NO muevas al niño si existe riesgo para la columna.

Dejar una respuesta