celiaco

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad celíaca.

  • ¿Que es la enfermedad celíaca o celiaquía?

Es una enfermedad genética, es decir, se nace con la predisposición a padecerla aunque no siempre se manifiesta clínicamente. Es tres veces más frecuente en la mujer que en el hombre. Se trata de una intolerancia total y permanente a las proteínas contenidas en el gluten de trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACO), las cuales producen una reacción de tipo inflamatoria en las células del intestino delgado, lo que afecta la mucosa y hace que ciertos nutrientes no puedan ser asimilados.

  • ¿A que edades se presenta?

Se puede dar a cualquier edad, aunque, más especialmente, en niños de entre 1 y 5 años. La enfermedad sólo puede desencadenarse a partir del momento en que se inicia el consumo de los cereales en cuestión. Es excepcional que el cuadro aparezca durante la adolescencia. Su inicio es gradual, la pérdida de peso es un común denominador al igual que, en muchos casos, la presencia de distensión o hinchazón abdominal.

  • ¿Cuál es la prevalencia?

Se calcula que, aproximadamente, 1 de cada 150/160 personas la padece. Sin embargo, hace más de una década se creía que había 1 afectado cada 800/1000 personas, lo cual muestra claramente el marcado aumento de la incidencia. Hoy en día, en algunos países del mundo, ya se habla de 1 cada 50. En cuanto a la población infantil, si antes se encontraba un niño celíaco por escuela, ahora es muy probable contar con 1 cada uno o dos cursos. La enfermedad es 3 veces más frecuente en mujeres.

  • ¿Cómo se lleva a cabo el diagnóstico?

Ante cualquier sospecha, es necesario un análisis de sangre y de materia fecal. Las personas con diabetes tipo 1 (insulino-dependientes), disfunciones tiroideas o hepáticas, enfermedades del tejido conectivo, síndrome de Down o trastornos neurológicos, entre otros, conforman un grupo de alto riesgo y, en consecuencia, deberían someterse a estudios serológicos (de anticuerpos); ya que existe una alta prevalencia de enfermedad celíaca asociada a ellas. De todos modos, el diagnóstico se confirma mediante la biopsia del intestino delgado. Hoy por hoy, el desarrollo de métodos de diagnóstico más específicos y el mayor conocimiento de la enfermedad han permitido mejorar el nivel de presunción ante síntomas, signos o enfermedades que antes se creían desvinculados. El diagnóstico precoz y el correcto tratamiento, además de corregir o evitar trastornos metabólicos y nutricionales y mejorar la calidad de vida, evitarían la exposición al gluten y los riesgos que esto trae aparejados para la salud de la persona.

  • Los alimentos

Alimentos permitidos: Todas las carnes, frutas y verduras, harinas especiales de maíz, arroz, mandioca, soja y garbanzos.

Alimentos restringuidos: Lácteos, huevos, azúcar (en las primeras etapas y de acuerdo a cada persona).

Alimentos prohibidos: Trigo, avena, cebada, centeno.

Dejar una respuesta