scones-de-queso

¡Ideales para comer con leche a la hora de la merienda!

Sugerencias:

  • La leche cortada de un día anterior resulta óptima para la preparación de los scones.
  • Los quesos grana, especialmente el parmesano, es de especial utilidada en la cocina italiana y su uso se ha extendido a todo el mundo, pues además de ser un excelente queso de mesa, es usado en la preparación de otros platos, para gratintivo,  como aperitivo, etc..
  • El polvo de hornear corriente de doble acción tiene un alto contenido de sodio, y ya que el exceso de sodio no es bueno para los niños (ni para nadie), es preferible usar el polvo de hornear de bajo contenido sódico, que se puede encontrar en las casas de alimentos naturales.

INGREDIENTES:

  • 325 gramos de harina leudante.
  • 50 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de queso
  • 2 cucharadas soperas de queso rallado
  • 1 cucharada de sal
  • 170 cm3 de leche
  • 1 huevo para pintar.

PREPARACIÓN:

  1. Tamizar la harina y colocarla en un recipiente hondo. Añadir la sal y el queso rallado.
  2. Incorporar la mantequilla en trocitos y mezclar bien con la cuchara de madera hasta que la mantequilla se disuelva.
  3. Añadir la leche de a poco y mezclar constantemente. Amasar la preparación con las manos hasta que todos los ingredientes se una.
  4. Tomar un trozo de la masa y formar un rollo grueso. Cortar es rollo grueso cada 2 centímetros. Y así hasta terminar la masa. Colocar los scones en una placa enmantecada. Pintar con huevo y cocinarlos a horno medio durante 15 minutos aproximadamente.

Dejar una respuesta