Receta salada, para niños a partir de un año. La ricota y el queso rallado (que se fabrican con leche) nos aportan calcio que fortifica los huesos y vitamina A que fortalece la vista y mantiene la piel sana. El huevo aporta proteínas que fortalecen los músculos y hierro que fortalece las defensas a las infecciones y aumenta el rendimiento físico. El tomate tiene vitamina C que aumenta las defensas del cuerpo protegiéndolo de los resfrios y de las enfermedades infecciosas.

Ingredientes:

  • 2 docenas de tapas de empanada para copetín
  • 400 grs de ricota
  • 150 grs de queso rallado
  • 4 tomates peritas pelados y picados
  • una pizca de orégano
  • 3 huevos
  • sal a gusto

Preparación:

  1. Mezclar en un recipiente la ricota con el queso rallado. Agregar los huevos duros de a uno. Condimentar con sal.
  2. Picar los tomates pelados bien chiquito y luego añadirlo a la preparación anterior. Revolver bien. Agregar una pizca de orégano.
  3. Humedecer los bordes de las tapitas con agua. Colocar en el centro una o dos cucharaditas de relleno. Tapar con otra tapita de manera que quede en forma de tortita. Apretar con los dedos y hacer un repulgue.
  4. Colocar las tortitas en una asadera previamente enmantecada. Pintar la superficie con un huevo batido. Cocinar en horno fuerte hasta que queden doraditas.

Dejar una respuesta