alegre

Segunda parte. Continuamos detallándote 10 ventajas de estar embarazada

Toma nota, y aprovecha tu nuevo estado:

6. Talla nueva, ropa nueva

Además de que, cuando ya tengas una tripa considerable, la ropa normal te resulta incómoda… ¿Qué mejor excusa que hacer una maratón de compras por los grandes almacenes? Además tienes que saber que los cortes de la ropa de embarazada son más cómodos y están pensados para que luzcas tu nueva, cambiante y redonda silueta.

7. Ojo con los riesgos laborales

 Nada de cargar pesos ni estar sometida a ambientes cargados ni contaminantes. La ley también te ampara en este sentido, así que si crees que estás en situación de riesgo por tu tipo de trabajo, habla con tu empresa para llegar a un acuerdo.

8. Podrás comer (un poco) más

Vale, tienes que ser cuidadosa con tu alimentación, porque el bebé “cogerá” lo que necesite y el resto te lo quedarás tú en forma de molestos kilos de
más. Pero los nutrólogos dicen que una mujer embarazada debe comer 200 calorías más al día, especialmente durante el tercer trimestre. Eso, aunque no siempre debes engullirlo en forma de caprichos, equivale a un par de tostadas, una porción de pizza o dos cucharadas colmadas de helado de
chocolate, no quiere decir una pizza entera, o una caja de bombones. ¡Un día es un día! Te dará satisfacción y te quitarás la ansiedad que te genere.

9. Mímate y déjate mimar

Pide a tu pareja que te dé un buen masaje, vete a la peluquería, pide ayuda cada vez que tengas que hacer algún esfuerzo extra…. Debes cuidarte y tienes la mejor de las razones para hacerlo. tu bebé tiene que venir perfecto y su mamá ha de estar guapa y fuerte para cuidarte.

10. Adiós a nueve meses de regla

Si eres de las que teme cada mes al Síndrome Premenstrual (SPM) y a los dolores menstruales, cuarenta semanas sin la regla es lago digno de celebrar, ¿no crees?. Se acabaron por fin las inoportunas molestias.
 

Dejar una respuesta