Tercera parte. Continuamos con nuestra lista de los alimentos mas nutritivos

JUDÍA VERDE

Muy digestiva y repleta de vitaminas, la judía verde es una excelente fuente de fibras. Las fibras alimentarias, que se encuentran solamente en los vegetales, son esenciales para asegurar un buen equilibrio en la dieta del bebé. Además satisfacen el apetito de los pequeños comilones, ya que producen rápidamente sensación de saciedad.
Existen dos grandes tipos de fibra (solubles e insolubles) que desempeñan distintos papeles en el organismo: la judía verde las reúne ambas. Se suele atribuir a las fibras insolubles la capacidad de prevenir el estreñimiento; mientras que las fibras solubles pueden contribuir a la prevención de algunas enfermedades y ayudar a controlar determinados tipos de diabetes.

VITAMINA K

La vitamina K tiene como misión ayudar a la coagulación de la sangre.
Existen dos tipos de vitamina K indispensables para el bebé, que podemos encontrar en estado natural: la vitamina K 1, de origen vegetal, está presente en la coliflor, la avena y los brotes de soja. La vitamina K 2, de origen animal, está directamente fabricada por el cuerpo, a nivel del intestino delgado y del colon.

LECHE

La leche constituye el plato único del bebé durante sus primeros meses de vida. Aporta todas las vitaminas, proteínas, glúcidos, lípidos y nutrientes necesarios para el buen crecimiento del niño si se toma en las cantidades suficientes. En este sentido, es esencial velar porque el niño tome al menos 500 ml de leche diarios si se trata de leche maternizada, y la que pida si está siendo amamantado, por lo menos hasta el primer año.

1 comentario

Dejar una respuesta