El bebé no se mueve de igual forma a lo largo del día. Como los adultos, tiene períodos de descanso. El ritmo de movimientos antes de la semana 36 se produce en las primeras horas del día: lo que se dice un bebé “madrugador”. Luego de la semana 36, y hasta el final del embarazo, la mayoría de los movimientos ocurren en la última parte del día (entre las 21 y las 23 horas).Por eso se lo denomina bebé “juerguista”, porque duerme de día y se despabila de noche.

Durante la noche, hay un período de descanso fetal. sin que se produzca casi ningún movimiento. Alrededor de las cuatro de la madrugada, aproximadamente, la calma fetal es absoluta. El despertar del bebé, muy suave y creciente, se inicia a partir de las siete de la mañana. Quiere decir que los futuros papás deberán adecuarse al “sueñito”. Parece que los chicos son madrugadores, ¿no?

Dejar una respuesta