El Botiquín básico de la homeopatía para  bebés:

Ante cualquier enfermedad de tu hijo, deberás acudir a un profesional y no automedicarle nunca. Será el homeópata el que decidirá el tratamiento, y no sólo en base a los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, también es cierto que puedes tener en casa un pequeño botiquín homeopático que te ayudará en determinadas circunstancias.

• ARNICA. Es muy eficaz en el caso de golpes tras una caída o un accidente doméstico. Incluso en casos de traumatismos importantes.

• CALÉNDULA TINTURA MADRE. Es el equivalente al alcohol en homeopatía. Muy útil en caso de heridas. La caléndula en pomada también se recomienda para el culito del bebé o cuando la piel está enrojecida por el sol.

• BELLADONA O ACONITUM. Muy recomendable en los casos de fiebre infantil aguda, por ejemplo en los episodios de dentición.

Compartir
Articulo anteriorLos niños frente al televisor
Artículo siguienteLos medicamentos homeopáticos
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

1 comentario

Dejar una respuesta