peso

Nuevas investigaciones sugieren que si tienes un exceso de peso cuando te quedes embarazada, tu hijo podría desarrollar con más facilidad un Síndrome de Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD), que puede causar problemas de atención, hiperactividad y un comportamiento impulsivo. El estudio ha observado más de 12.500 niños en Suecia, Finlandia y Dinamarca, desde antes de nacer hasta la edad escolar.

Aunque esta investigación haya averiguado que las madres con sobrepeso y obesas corren un mayor riesgo de tener hijos hiperactivos, debemos ser cautelosa a la hora de tomárnoslo demasiado en serio. Esto coincide con un incremento de la obesidad globalmente y no sabemos si otras investigaciones confirman estos descubrimientos.  Sin embargo, la obesidad durante el embarazo puede aumentar los riesgos de serias complicaciones para las madres y los bebés.

Por ejemplo, mujeres con el índice de masa corporal (IMC) entre 25 y 30 tendrán más problemas con la diabetes gestacional, con la preeclampsia y serán más propensas a necesitar una inducción.Todas las mujeres embarazadas saben la importancia de mantener una dieta sana y saludable desde su primera cita y todas las mujeres obesas tienen que ser vistas por un especialista que planifique y siga su evolución.

1 comentario

  1. Hola,
    me alegro de leer este tipo de artículos pues creo que si bien no es bueno alarmar a las embarazadas, también es cierto que se muestra hoy poco respeto por el desarrollo del feto y que por este motivo las futuras madres no conocen muchas veces qué cosas pueden afectar a su hijo o no.
    Cualquier problema de la madre podrá afectar al feto, como es lógico. Pero muchas veces las consecuencias no se ven hasta mucho más adelante, como es el caso del déficit de atención. Éste suele hacerse patente en los años de escolaridad del niño y resulta difícil por parte de la mayoría relacionarlo con los problemas de la madre o del embarazo en sí. Apesar de que esta relación existe.
    Pienso que falta información para las embarazadas sobre cómo cuidarse adecuadamente y cómo cuidar el desarrollo de su bebé durante el embarazo y una vez nacido.
    Simplemente me gustaría añadir un hecho que se tiene muy poco en cuenta y que me preocupa cuando se habla de cosas como las de este artículo. Y es que el miedo al sobrepeso lleva a muchas embarazadas a consumir productos “light” sin que sean desaconsejados por parte de los profesionales de la salud. Debemos tener en cuenta que estos productos suelen llevar edulcorantes artificiales, muchas veces se trata de aspartame y ciclamatos. Hay evidencias científicas de que estos productos son neurotóxicos, esto quiere decir que dañan nuestras neuronas y con mucha más facilidad podrían afectar el cerebro de los bebés aún no nacidos cuando los consume la madre.
    Una de las consecuencias podría muy bien ser el déficit de atención puesto que la capacidad de atención es una de las funciones más sofisticadas de nuestro sistema nervioso y la primera afectada normalmente cuando algo no va bien.
    Hay que cuidarse de no engordar, pero mucho más hay que cuidarse de tomar este tipo de productos por nuestra salud y la de nuestros hijos.
    Saludos,
    Rosina

Dejar una respuesta