bebe

Esta técnica llamada  “piel con piel madre-bebé” es un método que tiene como finalidad favorecer la adaptación del recién nacido a la vida y reforzar sus vínculos emocionales. Esta técnica, muy novedosa, ha sido utilizada por el Hospital de Elche (Alicante). Esta técnica se utilizó en el propio quirófano, después de que la mujer diera a luz por cesárea a dos gemelos. Hasta ahora los bebés nacidos por cesárea esperaban a la recuperación de su madre acompañados de sus padres y familiares, quienes ya utilizaban esta técnica de contacto padre-bebé. Esta semana, por primera vez, la mamá fue la encargada, en el mismo quirófano de estar con sus hijos, más de una hora.

La técnica de contacto “piel con piel” tiene como finalidad favorecer la adaptación del recién nacido a la vida y reforzar sus vínculos emocionales. Está demostrado que ésto contribuye al alcance o mantenimiento de los niveles de temperatura normales en el neonato y permite que el bebé perciba el tranquilizante ritmo del corazón de la madre y el sonido de su voz. Esto es muy beneficioso para el desarrollo del niño. De hecho el olfato y el tacto son los sentidos más desarrollados del bebé cuando nace, de ahí la importancia del contacto piel con piel.

El Hospital General Universitario de Elche tiene entre sus prioridades la puesta en marcha de una serie de iniciativas y mejoras para el fomento de la humanización del parto y una aumento de la calidad asistencial al recién nacido y a su madre.

Dejar una respuesta