-

Enseña a tus hijos a alimentarse bien (IV)

Continuamos hablamos sobre las diferentes etapas en la alimentación de tu hijos. Estuvimos hablando sobre la 1era etapa que es la de adquirir los hábitos, ahora veremos la 2da y 3era. Esta guía es sólo orientativa, por lo que debes tener en cuenta que tu bebé no es una máquina y, por tanto, debes ser flexible. Has de adaptarte al ritmo que te marque tu hijo y a sus necesidades fisiológicas, a su constitución y estilo de comer. Además, un niño, como cualquier adulto, tiene sus gustos y preferencias e, incluso, en un momento determinado, puede no tener hambre. No le fuerces y consulta con tu pediatra cualquier duda que tengas.

2. SEGUNDA ETAPA: DE 1 A 3 AÑOS, PERIODO DE MADRUREZ

Durante esta etapa, poco a poco, las funciones digestivas y metabólicas del bebé alcanzan una madurez suficiente para aproximar su alimentación a la de un niño. Así, se le introducirán nuevos nutrientes como las legumbres a partir de los 18 meses, que se mezclarán al principio con el puré de verduras o con arroz u otros cereales, galletas, queso, jamón york y serrano…
Asimismo, es recomendable que, a partir del año, hagas las papillas con una textura más gruesa (basta con triturar menos la comida) para que tu hijo vaya acostumbrándose a los alimentos sólidos y aprenda a masticarlos.
Más tarde, como paso previo a darle pequeños trozos, puedes chafarle los ingredientes con el tenedor.

 Así, lo más habitual es que entre los 18 y 24 meses, un niño pueda ingerir los alimentos troceados sin dificultad.Por otra parte, en este periodo, el pequeño deberá acostumbrarse a hacer cuatro comidas al día (desayuno, comida, merienda y cena) y a pasar de tomar un plato único a hacer una comida con primer plato (verdura, patatas, puré, sopa…), segundo plato (carne, pescado o huevo con guarnición) y postre.

También te puede interesar:
El tétanos
También te puede interesar:
Cómo enseñarle a tu hijo a atarse los cordones

3. TERCERA ETAPA: DE 4 A 6 AÑOS, LA CONSOLIDACION

A lo largo de estos dos años, la alimentación de un niño acabará siendo muy similar a la del adulto, aunque tendrás que tener presente adaptar las cantidades a sus necesidades y características físicas, ya que nunca serán las mismas que las de una persona mayor.

Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Juegos esenciales para el desarrollo físico y mental

Los juegos infantiles son esenciales para la evolución y el desarrollo físico y mental de los niños. Además de ser las primeras oportunidades para...

Nuevo Bugaboo Bee 6, mas compacto y confortable

El nuevo Bugaboo Bee 6 ya está aquí. Una sillita de bebé que ha sido diseñada para ser más compacta, confortable y fácil de...

¿Qué batidora comprar para hacer papillas para bebés?

Las papillas son muy importantes para los bebés, ya que aportan proteínas y nutrientes, beneficiando su desarrollo. También son una forma de estimular en...

Defensas de los niños: ¿cómo se pueden reforzar?

Para reforzar las defensas en los niños es primordial llevar un estilo de vida saludable, es decir tener buenos hábitos y una dieta equilibrada....

Microespuma, técnica para acabar con las varices sin cirugía

El embarazo suele ser uno de los momentos más maravillosos de cualquier mujer, pero también tiene sus problemas. Uno de los más frecuentes es...