bebe

Lo cierto es que son muchos los peligros de la contaminación en la salud de cualquier ser humano. Al parecer, un grupo de científicos encontraron que cuanto mayor es la tasa de contaminación atmosférica más bajo es el peso del bebé al nacer. Todos estamos expuestos a la contaminación en nuestro día a día y esto nos perjudica la salud. Mujeres embarazadas que respiren aire contaminado de la atmósfera, pueden tener un bebé con bajo peso. Si una mujer durante su etapa de gestación se traslada a un lugar en el campo, alejado de la gran ciudad, será más beneficioso para su bebé.

La contaminación del aire por partículas como las que emiten los vehículos, la calefacción urbana y las plantas eléctricas de carbón son significativamente más propensas a tener hijos de bajo peso al nacer.  En los sitios en todo el mundo, cuanto mayor es la tasa de contaminación, mayor es la tasa de bajo peso al nacer (peso inferior a 2,500 gramos), que se asocia con consecuencias graves para la salud, incluyendo un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad prenatal y problemas crónicos de salud en la edad adulta.

Además,lLa contaminación ambiental y el tabaco son irritantes de la vía aérea que pueden favorecer la incidencia de tos y asma en los niños. En las zonas urbanas los contaminantes los producen los vehículos a motor y las fábricas. En las zonas rurales los pesticidas y la quema de algunas sustancias como el carbón o la madera también son perjudiciales. En definitiva, debemos andar con mucho cuidado.

 

Dejar una respuesta