Los 7 miedos más comunes de las madres primerizas

Tener miedos e inseguridades es totalmente normal en el embarazo, mas si eres madre primeriza.

Convertirse en mamá por primera vez supone una gran felicidad, pero puede generar muchos miedos e inseguridades y la responsabilidad puede llegar a abruma , hasta hacerte sentir que no vas a poder con todo.

Tengamos en cuenta que la falta de experiencia la vas a adquirir con el tiempo, y verás que los miedos se disipan y cada día disfrutas más y más de tu bebé.

Son muchas las emociones y sentimientos que se producen en tu interior, además de preocupaciones e incertidumbres por esta nueva etapa que vas a comenzar. Es normal que surjan miedos y preocupaciones, pero hay algunas que son las más comunes entre las madres primerizas.

Los miedos más comunes entre las madres primerizas

Lactancia

mother 1866621 960 720

Entre los miedos más comunes se encuentra la pregunta: ¿podré amamantar?, las hormonas del embarazo a menudo hacen que los senos se vuelvan sensibles y los pezones hipersensibles al tacto.

Esto puede causar mucha ansiedad y muchas futuras mamás terminan preguntándose cómo van a manejar la lactancia materna con tanto dolor que soportar.

Es muy importante tener un buen asesoramiento por parte del pediatra, enfermeras o matronas, además de grupos de apoyo a la lactancia en los que puedes obtener mucha información para todas tus dudas.

Que se ahogue el bebé

baby 2923997 960 720

La asfixia es un peligro para los bebés, especialmente al agregar los sólidos en sus alimentos, pero es poco probable si usas el sentido común, por ejemplo, mantener los juguetes y objetos pequeños lejos del bebé y cortar la comida en trozos, es una manera de evitar los riesgos innecesarios.

Igualmente, es perfectamente normal que sea uno de los miedos más comunes de las mamás primerizas.

También otro de los miedos es que el bebé se ahogue al dormir, pero mientras duerma boca arriba en su cuna, en un ambiente no demasiado calefaccionado y libre de tabaco, todos son factores protectores que ayudan a minimizar cualquier riesgo durante el sueño.

Ser mala madre

Los interminables cambios de pañales y las rutinas de alimentación repetitivas puede extenuar y sacar a relucir todos los miedos e inseguridades.

Los primeros tres meses después del parto son quizás los más estresantes. Durante este tiempo, muchas madres primerizas sienten pánico que surge por pensar que no podrán hacer frente a las presiones de la maternidad.

Todas estas circunstancias se unen con el bajón hormonal del posparto, algo normal en la mujer, que produce cambios en la percepción de sus emociones, ya que es una situación ante la que nunca se había enfrentado.

Recuerda, no existe tal cosa como una madre ‘perfecta’. Eres humana; mereces tomarte un descanso del bebé sin sentirte culpable.  Con el pasar del tiempo la experiencia te volverá mucho más fuerte de lo que pensabas y serás la madre que tu hijo necesita.

Imagen corporal

Otro de los miedos más comunes es si el cuerpo volverá a ser el mismo de antes de tener el bebé.

Si bien es cierto que algunos cambios en tu cuerpo no se pueden revertir después del parto, ciertamente puedes trabajar para mantenerte en forma y recuperar tu brillo.

El ingrediente más importante para esto es un estilo de vida saludable y libre de estrés. Si aprendes a incorporar una buena rutina de cuidado personal en un horario diario, pronto recuperarás tus niveles de energía y con el tiempo tu figura.

Dificultades económicas

Es un tema que genera gran preocupación y miedos en los padres ya que un hijo genera importantes gastos y es normal que se preocupen por darle a sus hijos la mejor vida posible.

Que te pase algo

Que te pase algo y quién va a cuidar de tu bebé, es uno de los miedos más normales de las madres primerizas.

Es uno de los miedos más comunes de las madres primerizas, en caso de que te enfermes o algo te pase quién cuidaría de tu hijo. No tienes que dejarte llevar por estos pensamientos, puedes exteriorizarlo y hablarlo con tu pareja, pero son pensamientos normales tenerlos cuándo vas a ser madre.

Si se alimenta lo suficiente

feet 932346 960 720

Es uno de los miedos comunes entre las madres lactantes especialmente las que tienen dificultades para amamantar.

Cómo saber cuándo el bebé está comiendo la cantidad necesaria, o hacer un seguimiento de la frecuencia y saber si está adquiriendo el peso normal, puede ser aterrador tener todas esas inseguridades.

Para terminar…

Todos estos miedos son útiles y conviene estar atentos e intercambiar cualquier tipo de consulta con el pediatra.

Está temores son lógicos ya que si tienes un niño pequeño lo amas, no quieres que sufra, quieres cuidarlo y protegerlo. En realidad, no pasa solamente con los padres primerizos sino con todos los hijos de igual manera.

Sin embargo, para asegurarte de no agotarte y estresarte demasiado, es esencial que mantengas las cosas en perspectiva, todo va estar perfectamente bien. Toma descansos de tu bebé, aunque sea tan solo diez minutos sin hacer nada todos los días, disfruta de esos minutos para ti. ¡Feliz maternidad!

Fotos: Pixabay.

Ir arriba