Hoy os dejo con una receta infantil para hacer deliciosos helados de frutas. Esta vez os dejo una receta sin gluten, para niños que son celíacos. Puedes hacer estos helados en unos minutos y estarán estupendos. Ahora que llega el verano, disfruta de algo bien fresquito y hecho con frutas frescas.

INGREDIENTES

– agua

helados

– licuadora

– moldes para los helados

– fresas o la fruta que  más te guste (puedes hacer helados de varios sabores)

– stevia, que servirá para que los helados sean más dulces

PREPARACIÓN

Lava muy bien la frute y elimina aquello que no sea comestible como huesos u hojas. Luego introduce la fruta o las frutas en la licuadora. Puedes añadir un poco de agua, de esta forma se licuará antes y es más fácil. Si quieres dejar algún trozo a parte, puedes hacerlo cortando unos trozos a un lado.

Cuando veas que esté bien licuada, rellena los moldes de los helados. Lo suyo es rellenar una parte y luego congelar; después saca y añade otra capa más hasta rellenar el molde hasta arriba. Puedes hacerlo también de esta forma, así quedará mucho mejor. Por cierto, aquí puedes añadir la fruta cortada en pedazos pequeños (aquella que no ha sido licuada)

Cuando congelen por completo, ya se pueden comer. Otra nota que dejo es pinchar un palo, profundamente, en el centro del helado. De esta forma se podrán coger con los dedos, como si fueran comprados y será más sencillo de comer. Esta receta la puedes hacer con muchas frutas diferentes, frutas que tu hijo pueda comer y le vengan bien para su organismo.

Como ves en unos minutos ya tienes listos unos deliciosos helados para los días de más calor. ¿A quién no le apetece un helado? Espero que esta receta os sea de gran utilidad, así que ya sabéis apuntadla en vuestra libreta de cocina.

foto: allglutenfreedesserts

Dejar una respuesta