Si buscas recetas infantiles, hoy os dejo con esta deliciosa crema de calabacín hecha con un poco de queso. El queso es mejor que sea de un sabor suave, para que el pequeño se lo coma sin protestar… para niños un poco más mayores puedes añadir un tipo de queso con más sabor. Para los adultos ¡ya ni os cuento!

Esta crema, que puede acompañar pescados o carnes, es deliciosamente sabrosa. A tu hijo le encantará y además es bueno como aporte para su alimentación. Si quieres aprender a hacer crema de calabacín con queso, hoy te dejo los ingredientes y los pasos a seguir.

INGREDIENTES

crema de calabacin– 2 calabacines que no sean muy grandes

– 4 patatas pequeñas (o más si lo ves necesario)

– un poco de sal

– Un poco de queso cremoso o dos porciones de quesitos

– mantequilla

– agua (1 vaso)

¿Cómo prepararlo?

Ya os cuento que la receta es lo más sencillo que hay, pero es estupenda para que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes y además es una receta ideal para épocas también de frío. Para comenzar has de pelar y trocear en cubos las patatas. Procura eliminar muy bien la piel y lavarlas estupendamente. Luego haz lo mismo con los calabacines, puedes eliminar la piel si es muy gruesa (pero contienen muchas vitaminas)

Cuece las patatas y los calabacines muy bien, para que queden muy blanditos. Luego  derrite la mantequilla en una cacerola y ahí rehoga las patatas y el calabacín cocido. Hazlo durante 5 minutos, si están muy blanditos, se rehogan antes pero queremos los cubitos un poco duros. Pasado este tiempo añade un poco de sal (y pimienta si lo crees conveniente) Una vez sazonado, añade un vaso de agua y tapa corriendo la cacerola. Debes llevar todo a ebullición y dejar unos minutos hasta que todo se acabe de cocer muy bien y estén bien blandos los alimentos.

Cuando esté todo listo, coge un recipiente y pasa ahí la patata con todo lo demás rehogado y bate muy bien. Tritura de forma tal que la mezcla resultante sea lo más homogénea posible, sin ningún grumo. Cuando esté todo medio batido, añade el queso que quieras (procura que no sea muy fuerte, para que los más pequeños se lo tomen a gusto) Por último sirve en un bol colorido o un bonito plato.

foto: squidoo

Dejar una respuesta