-

La celiaquía

Como en todas las patología relacionadas con las alergias, cada vez hay más casos. ¿Quién no tiene en la familia o en el grupo de amigos a un niño celíaco?

La celiaquía es una enfermedad congénita casi siempre provocada por la intolerancia del intestino delgado al gluten, una proteína de los cereales en el trigo, el centeno, la cebada, la avena, la harina de escanada y la espelta. Es una enfermedad que daña el revestimiento del intestino delgado e impide la absorción de partes de los alimentos que son importantes para la salud, como consecuencia, se produce un defecto de utilización de nutrientes (principios inmediatos, sales y vitaminas) Sólo el arroz, el maíz, el mijo y el alforfón no contienen gluten. Una mayor variedad de productos, la encontrarás en las tiendas especializadas en productos dietéticos y biológicos.

La enfermedad viene acompañada de diarrea, vómitos, sensación de pesadez, pérdida de peso, anemia y falta de vitaminas y proteínas. Sin tratamiento puede causar trastornos del crecimiento y del desarrollo. La enfermedad aparece después de introducir alimentos con gluten a lo largo del primer año de vida. Las recomendaciones de alimentación para lactantes indican que no se deberían introducir alimentos con gluten hasta el octavo mes. La causa de la celiaquía es una predisposición genética, que provoca una división modificada del gluten a causa de un defecto de encimas en el intestino, y que ocasiona una reacción inmunológica que daña la mucosa intestinal.
El tratamiento de la cecomidaliaquía es dietético. Se deberán evitar todos los alimentos que contengan gluten (productos a base de cereales, pan, pasteles, pastas, harina, etc.). Si se toman alimentos sin gluten se normaliza la mucosa intestinal y los síntomas desaparecen.

También te puede interesar:
Receta para Halloween: Calabazas de arroz y patata
También te puede interesar:
Consejos básicos: come bien y te sentirás mejor

El riesgo de que aparezca la enfermedad se puede reducir alargando el tiempo de lactancia. Además se sabe que también se reduce el riesgo, introduciendo entre el 4º y el 6º mes de vida, poco a poco todo tipo de cereales, mientras se sigue amamantando al bebé. Si tu hijo enferma, debería evitar el gluten durante los primeros años de vida. En el caso de la papilla, es relativamente fácil. Pero si se trata de pan, se complica la cosa. Deberías fijarte siempre en que lleven la indicación “sin gluten”.

Según algunas investigaciones, se puede reducir el riesgo de sufrir celiaquía, introduciendo entre el cuarto y sexto mes de lactancia, pequeñas cantidades de alimentación suplementaria con gluten, preferiblemente con la comida. El gluten está contenido en la avena, la cebada y la espelta entre otros. Pero no le des todavía soja, pescado, huevos, trigo y nueces. Puedes encontrar más información al respecto en el capítulo alergias.

Amparo Latrehttp://www.presentservice.es/
Madre de tres personitas estupendas: Ángel, Irene y Sara. Me apasiona el Periodismo y mucho más la comunicación. Soy de las que siempre ve el vaso medio lleno y de las que intenta crear un mundo mejor con pequeños gestos. Trabajo como blogger en Letsfamily.esWeb | Twitter | Google+

Lo último...

Lactancia y sexualidad: ¿son compatibles?

Muchas parejas durante la lactancia sienten un gran cambio en su vida sexual. Se sorprenden por los altibajos  en sus deseos de contacto sexual. Para...

Varices en el embarazo: tratamiento y prevención

Las varices o insuficiencia venosa periférica, son dilataciones de las venas, que por diversas razones no cumplen de manera correcta llevar la sangre de...

Cómo preparar cuerpo y mente para ser madre

Si vas a ser madre o te planteas hacerlo seguramente te surgirán muchas preguntas y dudas. En este momento es normal preguntarse si es...

Test de embarazo: ¡todo lo que necesitas saber!

El test embarazo es el método más empleado para confirmar o descartar un embarazo. El pequeño aparato mide el nivel de hormona hCG que...

Dentición del bebé: ¿Cómo aliviar las molestias?

Al comenzar la dentición alrededor de los 6 meses, el niño está dolorido, irritable, por lo tanto, es importante aprender a aliviar las encías...