Este artículo va dirigido a todas las madres primerizas, que estén nerviosas por la llegada del bebé. No cabe duda en que convertirse en madre, y padre, es todo un reto. Pero con un poco de práctica e información, podremos dominar la situación antes de que ella lo haga con nosotros.

Los primeros días serán los más difíciles

madres primerizas
Fuente: viralitytoday

¿Acabas de ser mamá? Los primeros días son todo un caos para ambos padres. El cansancio y agotamiento junto a la excitación de haber dado a luz una nueva vida, puede apoderarse de nosotros. Debemos confiar en nuestra propia persona, estar seguras y no temer a las equivocaciones, porque son normales.

Los primeros días pueden resultar raros y aunque lo tengas todo previamente organizado, siempre surgirán dudas. Recuerda que durante estos días es una buena idea reducir las visitas o no abusar de ellas, para poder dedicarnos al bebé y a nuestra propia recuperación.

Madres primerizas: aprender de los fallos y los aciertos

robots emocionales en educación
Fuente: parenting

Como he comentado ser madre y padre primerizos, no es una tarea fácil. Los bebés no nacen con un libro para ser buenos padres. Teniendo en cuenta esto es normal equivocarnos pero lo bueno de esto es que aprenderemos de nuestros errores.

No te lamentes por un error o te sumas en la tristeza y pienses que eres mala madre. Las mamas perfectas no existen pero si podemos aprender de los fallos y obtener el conocimiento basado en la experiencia a raíz de los primeros. Si aún no has dado a luz tomar las precauciones para las embarazadas en otoño más adecuadas, es una buena idea.

Comunicación con otras madres que tengan más experiencia

madres primerizas
Fuente: themommyguide

Una estupenda idea es hablar con otras madres que conozcas, de esta manera obtendrás información teórica y práctica. Es cierto que ni todos los bebés son iguales, ni las madres, ni la situación de cada familia, pero hay muchas cosas en común que se pueden aprender.

Las madres que ya han tenido uno o varios hijos son “libros andantes” o “mami-guías” gracias a sus experiencias. Este consejos más leer algunos libros y hablar con el médico, te harán sentir más segura respecto de tus dudas. 

Madres primerizas: duerme siempre que puedas

madres primerizas
Fuente: goodhousekeeping

Es imprescindible que las madres nos encontremos en las mejores condiciones posibles, para atender las demandas de nuestro bebé. Por este motivo es muy importante dormir. Los recién nacidos necesitan de más atención aún, por lo que se hará un poco complicada esta cuestión.

Debemos hacernos a la idea que durante unos meses no podremos dormir normalmente, así que es importante buscar pequeños momentos en el día para descansar. Una gran opción es hacerlo justo y siempre cuando tu bebé duerma, de esta manera recuperarás un poco de energía.

Busca apoyo en tus seres queridos

madres primerizas
Fuente: whattoexpect

Es imprescindible contar con alguien que puedas confiar. Ya sea la familia, tu pareja, los amigos… todos valen para contar como te sientes, para apoyarte y ayudarte en lo que puedan. Habla con alguien y no te sumas en la introspección.

No abrigues en exceso a tu bebé

madres primerizas
Fuente: aliexpress

Tendemos a abrigar demasiado a los bebés recién nacidos y, aunque estemos en invierno, los bebés aún no regulan bien la temperatura corporal. Es bueno ponerle unos calcetines un gorrito o unas manoplas, pero por lo demás con una camisola es suficiente.

Como al comienzo no los sacaremos de casa es importante no abrigarlos demasiado, por miedo a que se enfríen, porque podemos causar una subida de temperatura importante, que no puedan regular, o incluso la muerte súbita.

Madres primerizas con bebé lactante

madres primerizas
Fuente: jituwang

Si todo va bien y no existe un impedimento físico para amantar a tu bebé, la lactancia es un proceso completamente natural. Pero a muchas mamis les puede suponer un proceso algo más complicado, a veces es solamente un bloqueo de la propia madre.

A la hora de amamantar debemos estar relajadas y dejar que todo fluya naturalmente. Espera a que tu bebé coja el pecho de manera natural, pero si no lo hace debes tener paciencia pues son muchas cosas las que pueden fallar. La postura de como cogemos al bebé influye mucho, por ejemplo.

Si todo va bien debemos tener en cuenta dejar que termine con una mama para alternarla en la siguiente toma. Otros consejos que ayudarán a las madres primerizas es observar que los bebés abren la boca y tocan el seno con la lengua, los labios… como reconocimiento. Cuando esté bien colocado la nariz ha de quedar libre para que puedan respirar, mientras se alimentan.

Una buena manera de saber que nuestro bebé está satisfecho es dar el pecho a demanda. Si después de cada toma no llora, está relajado y tranquilo, es que está satisfecho. Un bebé que sigue llorando es síntoma de que puede necesitar más alimento. Si aún estás embarazada puedes leer algunos consejos para estar radiante durante el embarazo. ¿Qué te parece?

Madres primerizas: fuera estrés

madres primerizas
Fuente: Creative RM

El estrés lo necesitamos fuera de nuestras vidas porque afecta tanto a la madre, como al hijo y a todos quien la rodean. No necesitas el estrés y para ello hay varias maneras de combatirlo.

Tomarte 30 minutos para dedicarlos ti misma, no es egoísta. Debes estar bien para tu bebé y esto comienza por estar bien contigo misma. Darte un baño relajante, dormir un poco, tomar un masaje, hacer algo de deporte (cuando puedas), comer bien… son solo algunas cosas. 

Con ayuda de nuestra pareja, amigos o padres podemos hacer todo esto. La idea no es hacerlo cada 2 horas, sino siempre que te encuentres estresada o antes de estar en esta situación.

¡Recuperar la figura!

madres primerizas
Fuente: goredforwomen

Amigas, este es uno de los temas más complicados. Es cierto que se puede recuperar la figura pero también es verdad que será algo más complicado para unas mujeres que para otras. Pensemos que esto depende de muchos factores como la cantidad de peso que se haya cogido durante el embarazo, el tipo de cuerpo que tengamos o el tipo de parto que hayamos tenido. No es lo mismo un parto natural que una cesárea, por ejemplo.

Es importante no atormentarnos mucho con la figura que queramos conseguir, lo importante es contribuir a mejorar día a día. De esta manera aportar a tu cuerpo una alimentación equilibrada y realizar ejercicio todos (a partir de cuando el médico te haya dicho) son las mejores opciones.

Además de la alimentación los ejercicios como pilates, correr o yoga son una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestro cuerpo. Incluso si aún estás en estado te recomendaría algunas estupendas asanas de yoga para mujeres embarazadas.

¿Qué te ha parecido este artículo para las madres primerizas? ¿Qué otras cosas podrías agregar sobre este tema?

1 comentario

Dejar una respuesta